+34 607 522 403 hola@marcorubiol.com
Seleccionar página

chao_objetivosYa está, lo he decidido, voy a empezar a vivir la vida de mis sueños ahora, no voy a esperar a alcanzar ningún objetivo.

Ahora es el único momento posible para vivir como quiero y me he dado cuenta de que para ello debo desprenderme de mis objetivos.

Ya contaba aquí mi percepción actual sobre los objetivos. Finalizaba el artículo diciendo que me daba la impresión de que cada vez iba a utilizar tiempos más cortos con los objetivos. Pues no solo creo que deben ser cortos, sino que simplemente deben desaparecer, al menos tal como los hemos concebido hasta el momento.

Nueva mirada

Voy a seguir soñando, voy a seguir observando y voy a seguir queriendo. Voy a utilizar lo que hasta ahora utilizaba como un objetivo para seguir un rumbo, una dirección. Voy a eliminar de mis objetivos los plazos de entrega, las fechas autoimpuestas; incluso voy a eliminar los detalles para poder quedarme con la esencia.

En mi realidad

Sé que en mi día a día voy a tener que hacer tareas con plazos de entrega, pero ya hace tiempo que mi actitud hacia las tareas pendientes es simplemente hacerlas, lo que me ha servido para no llegar casi nunca con la lengua al cuello con los plazos de entrega.

Aún así, voy a asumir el riesgo de no acabar una tarea a su debido tiempo en pro a mi felicidad.

Y yo sin saberlo

Es curioso ver como, sin darme cuenta, era algo que ya estaba aplicando en algunas áreas de mi vida.

Quizá la más evidente es justamente este blog. Al principio me comprometí a escribir un artículo cada día, y así lo hice durante un tiempo. Esto me dio el impulso para crear el hábito de escribir, pero al cabo de unas semanas deje de hacerlo, y lo más curioso es que no me sentía mal por ello.

Desde entonces no he adquirido ningún compromiso de publicación. Lo he pensado más de una vez: escribir lunes, miércoles y viernes; escribir al menos un artículo a la semana; combinar un tema de productividad con otro de mejora continua… Cualquier combinación que te imagines. Afortunadamente nunca he acabado adquiriendo ese compromiso porque existía alguna incongruencia conmigo mismo que me lo impedía.

Ahora lo veo más claro. Este tipo de compromiso de publicación iba en contra de cómo quiero vivir mi vida.

¿Qué gano con esto?

Disfrutar de mi vida, hacer lo que me apasiona, lo que siento, lo que me apetece.

Vivir el presente, soñar en grande, creer en mí, ser más feliz

Aceptar los imprevistos, sentir, amar, ser.

Concluyendo

Adiós objetivos, hola pasión - ¡piopiolame!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Parece que has llegado al final del post...

¡Debe ser que te ha gustado!

Si es así, suscríbete y recibe de manera GRATUIA mi guia personal con los "21 Consejos Efectivos Para Aumentar Exponencialmente Tu Productividad"

¡VAMOS!

Para acabar la suscripción gratuita debes confirmar tu email

Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!