+34 607 522 403 hola@marcorubiol.com
Seleccionar página

nadaHoy vengo con una especie de reto. Es algo que llevo tiempo queriendo hacer y creo que ha llegado el momento. El ejercicio parece sencillo, pero alguna prueba que he realizado me ha hecho ver que en mi caso es bastante costoso.

Mi primera vez

Esta es un sucedáneo de la técnica que aplique para dejar de fumar. Cuando decidí hacerlo, me puse una fecha que sería el inicio del fin. El día en cuestión era unos dos meses más tarde. Durante ese tiempo no quería prohibirme el fumar, pero sí que hice un experimento que me ayudó. Decidí que podría fumar tantas veces como quisiera, pero con dos premisas: 1, fumar siempre en la calle (era invierno y donde vivo llegamos fácilmente a los 0.º) y 2, cuando fumara solo me dedicaría a fumar.

Estas premisas que de entrada parecen sencillas me hicieron vivir situaciones variopintas, como parar el coche para salir a fumar (no podía conducir y fumar a la vez) o estar en pleno auge de una noche de fiesta y salir yo solo a fumar a la calle (por aquella época aun se fumaba en los locales).

Esto me hizo dar cuenta de lo estúpido que era para mí fumar. Ya era por entonces un obseso del tiempo, y ver como malgastaba mis minutos fumando podía conmigo.

El reto

Ester reto pretende ir un paso más allá de lo que hice cuando dejé de fumar. Lo que pretendo es estar cada día durante 5 minutos sin hacer nada, en el sentido más estricto de la palabra. No hacer nada incluye desde lo más obvio como puede ser mirar el móvil, leer o trabajar en algún proyecto, hasta las cosas más sutiles como puede ser meditar o simplemente pensar en mis principios.

De lo que se trata es de estar durante 5 minutos al día yo solo simplemente observando el entorno y mis pensamientos sin esperar nada, sin agarrarme a nada, simplemente estando sin hacer nada. Quizá alguien lo puede considerar una especie de meditación con los ojos abiertos. Quizá sea eso, pero lo que estoy seguro es que las veces que lo he intentado no he sido capaz de estar más de un minuto…

Que pretendo

Básicamente conocerme un poco mejor, obtener enfoque, observarme y concienciar aún más la relatividad del tiempo. Estoy seguro que serán 5 minutos eternos, cuando durante el día demasiadas veces sucede que cinco minutos pasan en un periquete.

Si además de eso consigo que alguien más se motive a probarlo, me puedo dar más que satisfecho.

Concluyendo

La relatividad de 5 minutos - ¡piopiolame!

Parece que has llegado al final del post...

¡Debe ser que te ha gustado!

Si es así, suscríbete y recibe de manera GRATUIA mi guia personal con los "21 Consejos Efectivos Para Aumentar Exponencialmente Tu Productividad"

¡VAMOS!

Para acabar la suscripción gratuita debes confirmar tu email

Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This